Como está la cosa

jueves, 3 de septiembre de 2009

el mal de Peter Pan


¿Y si no quiero trabajar nunca?
¿Y si me aburren las conversaciones de la gente de mi edad?
¿Por qué debería afectarle al resto si no me quiero resignar a vivir la vida como ellos?

Me interesa saber a que hora van las hormigas a descansar. Me cautiva la mirada de mi perro tomás cuando le converso de mis asuntos. Descubro la felicidad cuando los ojos de mi pequeña sobrina me sonríen. Pero no me interesa la casa propia, Ni el AFP, ni que un pelota prometa cosas que no cumplirá, una y mil veces.
No me creo mejor persona, ni tampoco peor que el resto. Me hace mal que a la gente le guste hacer el mal. y que se crean dueños de la verdad. Que pierdan el tiempo en manifestar su postura de vida y denigrando las restantes.

Tomé esta bandera que me representa, porque no he sabido hacer flamear otra. No pretendo formar un movimiento, ni descartar las opciones del resto. Pero igual me hieren los juicios, los malos actos de los que con orgullo se dicen llamar adultos.

El mal de Peter Pan es no querer crecer, vivir siempre en Nunca Jamás. Digo que es un mal, porque así lo ven. Sinónimo de irresponsabilidad, de ser un tiro al aire.

No quiero dejar de soprenderme si a Felipe se le volviese a colocar una Mariposa en la nariz.
No quiero que nada me importe más que saber si continúa viva la araña que ayer se me escondió debajo de una cebolla
Que mi meta siga siendo subirme a un árbol
Que mis heridas sean provocadas de aventuras, y no de accidentes laborales.
Estar agradecido que aún entre toda la mierda que es la humanidad, aún me encanten ciertas personas y con fe espero seguir descubriendo otras.
Que cuando no posea nada más que lo que llevo puesto, sienta que los rayos del sol que me entibian la cara, son míos, que la hierba en la que me tumbo y la que a veces me fumo, son mías, y yo de ellas y que si me he de morir más tardecito, sentir de que fue un buen momento para hacerlo.
Quiero ser Peter Pan, quiero ser un niño perdido, quiero devolverle el dedal a wendy y decirle que me enseñe a dar besos de verdad, Quiero creer que las hadas existen por siempre, y que nunca llegará el día en que me convierta en pirata, me ponga un parche en el ojo, y un garfio en la mano.

Para bien o para mal, decido no crecer más. Decido vivir como me gustaría, no como debería.

6 comentarios:

Bones dijo...

Cresta, no sé si será por que vengo llegando de tomarme unas ricos cc de chela o por que realmente me caló hondo tu escrito.

Yo tampoco quiero trabajar, en la micro venía conversando de política con mi mejor amigo, y puta que da rabia no poder hacer nada para cambiar un poco las cosas.

Extraño el tiempo del liceo donde uno piensa que no hay nada más que pasarlo bien con los amigos, no pensar en responsabilidades, ni tenerlas...

Me dejaste pensando extra hoy...

Me gustan tus ideales...

Bones dijo...

M e gusta leerte enserio...
creo que hay mucho que me gustaría conocer...
si te tinca podríamos hablar horas por msn...
si para algo soy buena es para eso jeje

samantham47@hotmail.com

Besiwis

Palomis dijo...

Por partes...

Comparto absolutamente tu postura, no crecer y ser responsable de webadas, y tener ke responder como adulto y latearte y no poder hacer cosas espontaneas (como bailar cumbias a las 8.30 de la mañana porque jefecito mira mal), es una lata.
Pero...amo las cosas que te da la adultez, libertad, independencia, correr bajo la lluvia y que te traten de loca, comprar un helado con -1 grado, ir tras el bolso fabuloso, en resumidas me defino como UNA NIÑA CON REDCOMPRA (mejor que el cheque, mejor que el efectivo, jajajaja).

baccio.
p.s porque si me sigues, no posteas, el mismo mal de Carlitox, uommos, e tutti un mascalzonne

Palomis dijo...

Concuerdo con mi amigui Bones, somos buenisimas conversando, jajajaja.

Llegamos a la disteclia, jejeje.

ignacha . dijo...

No sé quién dijo que la vida se vivía de una sola manera, deberíamos buscarlo y sacarle la cresta. La vida es única y es tan extraordinaria, hay tanto por hacer, ojalá llegues a los 70 y te sientas orgulloso por VIVIR.

"No me creo mejor persona, ni tampoco peor que el resto. Me hace mal que a la gente le guste hacer el mal. y que se crean dueños de la verdad. Que pierdan el tiempo en manifestar su postura de vida y denigrando las restantes."

Me gustó eso, te lo robaré (pero pondré que es tuyo).

:)

una Nadia dijo...

Yo creo que lo perverso es pensar y dejarles pensar a ellos (los 'adultos') que se apropiaron del 'crecer'.
Quién rayos te dijo que eso era crecer? Eso no es madurar, eso es podrirse.
Desde mi punto de vista y mi forma de vivir, lo uno no implica lo otro.
Tú armas tu vida como quieres.

saludos