Como está la cosa

lunes, 26 de octubre de 2009

Razones

Pienso mucho en mí, no se si más que el resto, pero la verdad es que soy algo individualista. Disfruto mis tiempos personales, porque me puedo conocer mejor y redescubrirme.
Me gusta estar con mis amigos también, compartir con la gente que quiero. Pero predomina esta sensación de ser algo introspectivo.
Es por eso que me llama la atención la gente que vive al servicio de los demás. Pienso que tenemos mundos tan distintos. Los admiro en cierta forma y me gustaría ser como ellos, pero no reniego a estas alturas de mi naturaleza, y cuando se me da la oportunidad, hincho el corazón y hago mis buenas acciones.

Por este actuar tan poco gregario, es que morir me asusta la nada. La muerte misma no me aterra. A veces siento que soy una hoja en el viento. Que no tengo razones para quedarme en este mundo. Que partir para mi sería tan fácil. Y de pronto aparece este personaje de la foto.

Me cambió la vida.

No soy su padre, ni pretendo serlo. Pero el poder que posee es tan grande, que ahora sí tengo un cierto temor. De no verla crecer, de que no alcance a darse cuenta que me ha robado la paz y en cambio me regala ahora razones, para seguir aquí.

No sé si se trata de ser o no amante de las guaguas. Se trata de ver a tu familia extenderse, desde el suelo y soltarte la mano para caminar sola, sonriendo a veces y otras bostezando.

Francesca, mi sobrina. Mi razón.

PD: se que habrán más causas por las que vivir, espero encontrarlas, mientras sigo buscando

10 comentarios:

Bones dijo...

Exquisita! y obviamente encontrarás otras razones por las que seguir vivo y que se sumaran a la Francesca.

Por el momento disfrútala y quiérela, la tienes cerca y eso es lo que importa.

Entiendo cuando dices que los niños nos hacen ver la vida desde otra perspectiva, mi hijo... como dices tú, me roba la paz, pero me da la vida...
Nada volvería a ser lo mismo sin él... hasta el aire que respiro tiene un valor diferente desde que el llegó a mi vida...

Un beso.-

P.S: insisto, tiene tus ojos... es hermosa!

ignacha . dijo...

Creo que no tengo ninguna razón. Qué triste. Suerte la tuya, mira que hermosura!!!!

Saludos viejo chico ojojojoooo ;)

una Nadia dijo...

En mi humirrrde opinión, creo que uno nunca puede saber lo que pasa por la cabeza del resto (a veces con cueva se logra descifrar la propia), y al menos yo me he topado con gente que "es tan entregada y lo da todo por los demás" en una forma de redimirse, de creerse superiores.
Supongo que depende de ti, solamente, hacer lo que haces de forma realmente desinteresada.
Y los niños... pfff, son roba almas por excelencia.
Yo tengo ya tres sobrinos, a las dos niñas siento casi como si las hubiera parido yo misma, y si bien me encantaría poder hacer más por ellos, tuve que aprender a vivir con la idea de que los que mandan son los padres.
Adorable la pequeña.
Saludos

Narvandi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Narvandi dijo...

Que hermosa¡

Yo solo vivo por joder no tengo un motor cierto.

Suerte la suya mijo, besitos.

Pucha conectese, hace mucho rato que no se le ve.

Besitos.

Mario Amigo Vargas dijo...

Que redonda y linda tu sobrina :)

Melu dijo...

Todas las hojas son del viento(8)

saludos quiltro leído por mi... =)

Más linda ella!

Quiltro dijo...

Jajaj gracias Mario por decirle redonda y no guatona a mi chanchota.
Gracias a todos por postear :)

CataPaz dijo...

=)
los porotos son asi, te cambian la vida , lo mejor es que la disfrutas , y no es necesario ser su papá para amarla y adorarla con todo tu corazón. Un abrazote Pablo =) nos leemos por ahi =*

Melu dijo...

Ahora sí..léeme y comenta quiltro errante, sé que algo tienes que decir.

Un abrazo!